En el estudio de David Frutos descubrieron nuevas formas de experimentar con la fotografía

David Frutos no llegó a la fotografía por un camino directo. Acababa de licenciarse en Madrid en Ciencias de la Información, vivía en un piso de estudiantes, le gustaba y practicaba la fotografía (pero no de manera profesional). En aquel piso había otros estudiantes que “se convirtieron en arquitectos y  luego en clientes.

Fotógrafo especializado en arquitectura, comenzó realizando reportajes fotográficos de todo tipo pasando en 2001 a especializarse en el campo de la arquitectura, ganándose una magnífica reputación que le ha llevado a realizar reportajes por toda la geografía nacional, posicionándose como el fotógrafo de arquitectura español más solicitado del momento. Su trabajo ha sido publicado en más de 300 publicaciones de todo el mundo, así como en infinidad de medios digitales. David Frutos ha participado en distintas exposiciones, destacando su selección para Photoencuentros 2010 por su reportaje sobre los resorts de Polaris World. Ha impartido diversas conferencias, cursos y seminarios, así como participado en mesas redondas y jurados en diversas ocasiones.


Forma parte del equipo de profesionales que dan clases en Instituto 42, disfrutando nuestros alumnos de Máster de Diseño gráfico , y del Máster Arquitectura de Interiores , Retail Designer, Visual Merchandising y Escaparatismo  de cada clase que se pasa volando.Es todo un privilegio gozar de una jornada de trabajo junto a su lente , a su forma de trabajar , y una experiencia irrepetible acompañarlo en su estudio.

 David comentaba en una entrevista:”La superespecialización era necesaria pues cumplía varias funciones: el carácter diferenciador frente a otros fotógrafos en cuanto a medios, la calidad técnica para conseguir la excelencia como fotógrafo y finalmente estos mismos medios eran los que te ofrecían posibilidades expresivas a nivel compositivo y estético muy superiores al resto de equipos. Por esto siempre he trabajado con cámaras de gran formato, al principio placas de 4×5 pulgadas y más tarde su equivalente en digital. De alguna manera se podría ver resumida mi filosofía empresarial como un compendio de la fotografía más tradicional de trapo y trípode con la más alta tecnología en chasis digitales y ópticas de grandes círculos de imagen.”

Su forma de trabajar se expresa bastante bien en esa filosofía que comenta que va “desde el trapo y trípode a una tecnología sofisticada”. Los recorridos para abarcar los extremos opuestos de su trabajo no solo se producen en los procesos de elaboración, también se traducen en su apuesta por democratizar el acceso a la fotografía de arquitectura, reconociendo algo que todos conocemos, “la fotografía de arquitectura ha estado al alcance de muy pocos estudios, y aquellos que no podían sufragar un reportaje acababan encargando reportajes de muy baja calidad( imposibles de publicar) o bien sus edificios (en muchas ocasiones magníficas obras) estaban destinadas al olvido y a la indiferencia”.

Con un posicionamiento comprometido, donde además de fotografiar obras de reconocidos arquitectos (aparecidas en las publicaciones más prestigiosas), también cuida y dedica un gran esfuerzo a fotografiar “pequeña arquitectura”, “primeros proyectos” con más dificultades para responder a un proyecto de fotografía de arquitectura. Lo que David llama “miniproyectos”, que también han funcionado en otros sitios y que se convierten en inversiones de gran fidelización con sus clientes e inversiones de futuro.

El próximo curso seguiremos disfrutando de esta forma de mirar,  de entender la arquitectura que David nos descubre en cada clase.

Más información

¿Quieres más información?

Rellena el siguiente formulario y te responderemos lo antes posible.

MAS INFORMACIÓN
HombreMujer
Edad
Estudios

He leido y acepto el Aviso Legal