Cuatro libros para Diseñadores Gráficos recomendados por nuestros profesores.

Os dejamos una recopilación de libros que nos han recomendado algunos de los profesores de nuestro Master Profesional en Comunicación Visual Diseño Gráfico y Packaging.

Iban Ramón, nos recomienda:

Diseño para la Edición – Jardín de Monos

Esta primera edición en castellano de Diseño para la Edición enseña a editores y diseñadores cómo hacer publicaciones más interesantes y llamativas. Los lectores encontrarán en este libro un compendio de consejos prácticos para lograr el equilibrio perfecto entre contenido y forma, haciendo que texto y diseño se refuercen mutuamente creando páginas irresistibles para los lectores.

Nacho de Insignia Creativa nos propone:

¿Qué es el branding? De Healey Matthew 

A medida que las prácticas comerciales se globalizan, el branding se convierte en un elemento especialmente clave. Una marca es una promesa de satisfacción, una metáfora que opera como un contrato no escrito entre el productor y el consumidor, el vendedor y el comprador, el contexto y quienes lo habitan, un espectáculo y el público que lo disfruta. Cada uno de estos ‘consumidores’ se forma una opinión sobre la marca a partir de su experiencia, pero puede verse influido por la forma de publicitar el producto y gran parte del comportamiento del consumidor se guía por impulsos emocionales.

¿Qué es el branding? es una guía accesible para adentrarnos en esta disciplina. Analiza el corazón que constituye la marca, explora el proceso de gestión de la marca y extrae conclusiones útiles para cualquiera que deba enfrentarse a los desafíos del branding.

El libro que nos sugiere Juan Alto, es un libro para reflexionar que estamos seguros que os encantara…

Cómo ser diseñador sin perder el alma, de Adrian Shaughnessy

Un libro para diseñadores escrito por un diseñador. Combina consejos prácticos y asesoramiento para ayudar al diseñador gráfico independiente a tratar con los problemas menos glamurosos y complejos de la profesión. ¿Por qué “sin perder el alma”? Porque Shaughnessy quería escribir un libro para ayudar a los que creen que el diseño gráfico posee un valor estético y cultural más allá de la simple propagación de mensajes comerciales (levanten las manos, por favor).

La obra cubre casi todos los aspectos de la profesión, y se erige como una guía indispensable para cualquier diseñador (especialmente para los jóvenes). ¿Cómo deben los diseñadores gestionar el proceso creativo? ¿Cuál es el primer paso para interpretar correctamente un brief? ¿Cómo generar ideas cuando estás en blanco? “Cómo ser un diseñador gráfico sin perder el alma” ofrece una guía clara y concisa para estas preguntas, junto con estrategias para la creación, ejecución y promoción de un Estudio, la búsqueda de proyectos y la colaboración con los clientes.

Muchas cosas de las que habla en libro ya las conoces o las vas descubriendo a medida que desarrollas tu carrera profesional, pero siempre es bueno tener otro punto de vista o sentir que alguien ha pasado por ese trance antes que tú…

Nacho Abadía de Sublima Comunicación nos recomienda un libro del gran Miltón Glaser.

Diseñador/Ciudadano.

Si hay alguna característica de estilo que distingue el trabajo de Milton Glaser, estas son la honradez y el sentido de la justicia combinadas con una libertadora actitud lúdica e imaginativa. Mantener la integridad ética frente a las seducciones del mercado y hacerlo con sentido del humor se plantea como un auténtico reto para todo diseñador. Este libro reúne cuatro charlas que el célebre artista norteamericano dirigió a estudiantes de diseño. En ellas nos da algunas pistas sobre la respuesta del propio Glaser a este desafío, así como sobre su forma de entender y abordar los procesos creativos. Glaser analiza cómo el marketing y la publicidad han ido modificando nuestra cultura en las últimas décadas y reflexiona sobre el papel fundamental de los diseñadores en esta evolución. Defiende que el arte es, actualmente, la forma más benigna y esencial de crear comunidad, y que todas las personas vinculadas con el ejercicio de la creatividad tienen, por tanto, una función importante que desempeñar en esa transformación de la sociedad. Es así como Glaser llega a proponer en estas páginas una nueva denominación para el diseñador: «He cambiado de opinión sobre mi autodesignación: diseñador/ciudadano me parece una descripción más satisfactoria. Nunca existió mejor momento para asumir esta función.»

Os dejamos este primer adelanto de libros más que interesantes, pronto vendrán más recomendaciones de todos nuestros profesores. ¡Feliz y productivo día a tod@s!

Más información

¿Quieres más información?

Rellena el siguiente formulario y te responderemos lo antes posible.

MAS INFORMACIÓN
HombreMujer
Edad
Estudios

He leido y acepto el Aviso Legal